• Pregunta: ¿Te has sentido alguna vez, en el ámbito laboral, infravalorada por el hecho de ser mujer?

    Preguntado por 522crnn29 a Marina, Gemma, Estefanía el 2 Nov 2018. Esta pregunta también fue realizada por anon-29071, Uxue_23, ionmiren.
    • Foto: Gemma del Caño

      Gemma del Caño contestada el 2 Nov 2018:


      Infravalorada no, sí que puedes encontrar micromachismos.
      También depende de la empresa.
      Si bien es cierto que a mi nunca me ha dicho nadie que no podía hacer tal o cual cosa, así he hecho siempre lo que he querido, jeje

    • Foto: anónimo/a

      anónimo/a contestada el 4 Nov 2018:


      No, nunca he estado en esa situación. Afortunadamente siempre he estado en entornos en los que se ha valorado a las personas, hombres y mujeres, por sus capacidades, trabajo, méritos…creo que debería ser siempre así.

    • Foto: Estefanía Aroca Jiménez

      Estefanía Aroca Jiménez contestada el 4 Nov 2018:


      Pues en el ámbito de la investigación no, la verdad, aunque en mi anterior trabajo sí que he pasado por algunas situaciones un poco raras. Antes era profesora de tenis, y en el mundo del deporte sí que siguen habiendo comportamientos y comentarios machistas. Normalmente son por desconocimiento, por lo que la educación y el conocimiento es clave en esto, desde mi punto de vista.

    • Foto: Marina Sanz Martín

      Marina Sanz Martín contestada el 5 Nov 2018:


      Yo sí, en varias ocasiones me he sentido invisibilizada, que ha dado lugar la sensación de estar siendo infravalorada. Cuando trabajaba en un barco, cargando material muy pesado, a menudo me daban las boyas y las cajas más pequeñas. Tuve que esforzarme el doble o el triple que mis compañeros para que mi físico, ser más baja y más delgadas que ellos, no fuera un impedimento para hacer mi trabajo. En una ocasión, había mala mar. Vomité por la borda e inmediatamente seguí trabajando. Cuando volvimos a tierra mis compañeros dijeron que ya por fin me había ganado el respeto del capitán (lleva allí ya trabajando tres meses…).

      Otra situaciones que he vivido: enviar un mail o intervenir en una reunión aportando una idea o un comentario nuevo y, acto seguido, proponga algo muy similar un compañero, y se lleve él el mérito.

      Esto le sucedió a una amiga: después de hacer una ponencia la mar de compleja, bajó del escenario nerviosa como un flan. Se acerca un investigador de alto prestigio, ella pensó en todos lo modelos matemáticos que había presentado, en sus resultados, «oh dios mío, ¿seré capaz de responder a su pregunta?» Y el investigador el dice: «Muy buena tu presentación, pero venía a decirte que eres muy guapa.»

Comentarios